sábado, 9 de agosto de 2008

Más vida con el peso adecuado

Una persona con sobrepeso
La insulina sería sólo uno de los factores que influyen en la longevidad.

Mantener un peso saludable podría ayudar a las personas a vivir más años, pues se limita la exposición cerebral a la insulina, indica un nuevo estudio científico. .

Una investigación realizada en ratones encontró que al disminuir las señales de insulina dentro de las células cerebrales se incrementó su período de vida.

En un estudio publicado por la revista Science, los investigadores indicaron que un estilo de vida y un peso saludables reducen los niveles de insulina en los seres humanos, por lo que se podría lograr el mismo efecto.

Especialistas señalaron que, de comprobarse este hallazgo, la insulina sería sólo uno de muchos factores -como los genes- que influyen en la longevidad.

Investigaciones anteriores en moscas de fruta y gusanos han sugerido que la disminución de la actividad de la hormona insulina, la cual regula los niveles de azúcar en la sangre, puede incrementar el período de vida.

Drogas en el futuro

El último estudio se centró en los efectos de una proteína, IRS2, la cual media los niveles de insulina en el cerebro.

Los ratones que tuvieron la mitad de la cantidad de la proteína vivieron 18% más que los ratones normales.

A pesar de padecer sobrepeso y altos niveles de insulina, los ratones eran más activos a medida que envejecían y el metabolismo de la glucosa se parecía a los de ratones más jóvenes.

Nuestro hallazgo le coloca un mecanismo a lo que las madres decían cuando estabamos creciendo: come adecuadamente y ejercítate, y te mantendrás saludable
Dr. Morris White

Los investigadores expresaron que los ratones del estudio vivían más debido a que las enfermedades que los matan -como el cáncer y los males cardiovasculares- habían sido retrasadas debido a la reducción de las señales de insulina en el cerebro, a pesar de que los niveles de insulina circulando eran altos.

Según los expertos, en el futuro sería posible diseñar fármacos que reduzcan la actividad de la proteína IRS2 para reproducir el mismo efecto, aunque éstas serían específicas para el cerebro.

Problema de peso

El científico a cargo del estudio, el doctor Morris White, un investigador del Instituto Médico Howard Hughes, afirmó que la manera más fácil de incentivar la longevidad era limitar los niveles de insulina a través del ejercicio y la ingestión de una dieta saludable.

"Nuestro hallazgo le coloca un mecanismo a lo que las madres decían cuando estabamos creciendo: come adecuadamente y ejercítate, y te mantendrás saludable" White.

"La dieta, el ejercicio y un peso bajo mantiene los tejidos periféricos sensibles a la insulina. Esto a su vez reduce la cantidad y duración de la secreción de insulina necesaria para mantener la glucosa bajo control cuando la persona come. Por lo tanto, el cerebro queda expuesto a la insulina en menor cantidad", explicó.

Sobrepeso
Hay más obesos pero también ha mejorado la expectativa de vida.
Ahora el equipo busca posibles vínculos entre las señales de la IRS2 y la demencia, la cual según algunos estudios estaría asociada con la obesidad y con altos niveles de insulina.

El gerente de información científica de Diabetes UK, Matt Hunt, expresó que: "Este es un estudio interesante debido a que el trabajo realizado con ratones podría indicar que la insulina juega un papel en el proceso de envejecimiento".

"Sin embargo, nos referimos a interacciones genéticas en el cerebro que son extremadamente complejas y numerosas y esta investigación no explica cómo funcionaría este mecanismo".

Hunt señaló que la longevidad humana ha aumentado progresivamente a pesar del incremento de los niveles de obesidad y diabetes, lo que sugiere que los niveles de insulina en el cerebro podría ser sólo uno de muchos factores involucrados.

"Acogemos con beneplácito el hecho de que este estudio respalda nuestro mensaje fundamental sobre la importancia de llevar un estilo de vida saludable", manifestó.

FUENTE: BBC MUNDO.COM

miércoles, 6 de agosto de 2008

GORDITOS PERUANOS CUMPLEN EL SUEÑO DE SER FLACOS Y SALUDABLES GRACIAS A UN ANGEL DE LA GUARDA LLAMADO ADOLFO GUEVARA FIGARI

CON ESTE CLIP QUIERO RENDIR TRIBUTO ENTRE BROMAS , ALEGRÍAS , RESPETO Y MUCHO CARIÑO A MIS HERMANOS DE EX GORDURA Y A NUESTRO ÁNGEL GUARDIÁN ADOLFO GUEVARA FIGARI QUIEN NOS REGALÓ UNA NUEVA VIDA, PLENA Y SALUDABLE.
QUIERO AGREGAR QUE AHORA TODOS LOS GORDIT@S PERUAN@S Y LOS DEL EXTRANJERO QUE DESEEN VOLVER A NACER PUEDEN CONTACTARSE CON ÉL Y HACER SU SUEÑO REALIDAD.

video

martes, 29 de julio de 2008

La clave de un estómago pequeño

Científicos británicos descubren una posible forma de combatir la obesidad: evitar que el estómago se expanda.

Hombre comiendo
Los científicos dicen que un fármaco podría evitar que la gente coma en exceso.
Los investigadores identificaron dos proteínas celulares que "relajan" el tracto digestivo y le ayudan a acomodar una comida grande.

En teoría, afirman, un fármaco que logre bloquear esta relajación podría reducir el deseo y la capacidad de una persona de atiborrarse con cantidades excesivas de alimento.

Estas son las conclusiones del estudio llevado a cabo en la Universidad de Londres que aparece publicado en Journal of Pharmacology and Experimental Therapeutics (Revista de Farmacología y Terapéutica Experimental).

"Hay muchísimos estudios que se están llevando a cabo para lograr una solución para la obesidad" dijo a BBC Ciencia el doctor Oscar Brasesco, director del Programa de Obesidad del Instituto Alexander Fleming en Argentina.

"Entre estos diferentes enfoques están los farmacológicos que intentan desde bloquear o promover la secreción de hormonas y facilitadores hasta actuar sobre los estímulos eléctricos del aparato digestivo", explica el especialista.

"Pero hoy la única herramienta terapéutica efectiva con que contamos para el paciente obeso mórbido es la cirugía", dice el experto.

Saciedad

Según los científicos británicos, el nuevo estudio ofrece un nuevo enfoque para combatir la obesidad.

Las dos proteínas que identificaron -P2Y1 y P2Y11- controlan tanto las relajaciones lentas como rápidas del tracto digestivo.

El estómago humano tiene "en reposo" un volumen interno de 75 milímetros.

Pero cuando relaja su pared muscular puede expandirse a un volumen interno de dos litros o más.

Hombre obeso
Hoy la única forma de tratar la obesidad severa es la cirugía gástrica.
Esta expansión es controlada por nervios dentro de la pared estomacal que liberan moléculas que estimulan las proteínas P2Y1 y P2Y11.

Estas proteínas se encuentran incrustadas en las células musculares de la pared gástrica.

Según los investigadores británicos "este mecanismo de relajación lenta del estómago podría ser el blanco de nuevos medicamentos en la lucha para controlar el peso corporal y revertir la obesidad".

Los investigadores están ahora identificando fármacos que logren bloquear el receptor de la P2Y11 para poder prevenir la relajación lenta del estómago.

Si se logra bloquear este mecanismo, dicen, el tamaño de una comida podría ser más pequeño, lo cual ofrecería a una persona la posibilidad de regular su consumo alimenticio.

Pero tal como señala el doctor Brasesco "todavía no sabemos cuán seguros sean estos medicamentos ni sabemos si realmente sean efectivos".

"Todos son estudios muy experimentales y la realidad es que hoy todavía estamos muy precoces en la utilización de estos tratamientos".

Tratamientos

Actualmente se utilizan tratamientos como la banda gástrica o el bypass gástrico para reducir el volumen máximo del estómago.

Hoy en día el único tratamiento realmente efectivo para la obesidad severa es la cirugía
Dr. Oscar Brasesco, Instituto Alexander Fleming
Éstos, sin embargo, se llevan a cabo cuando una persona ya trató diversos tratamientos sin resultado y su salud está en riesgo.

"Hoy en día el único tratamiento realmente efectivo para la obesidad severa es la cirugía", afirma el doctor Oscar Brasesco.

"Y dentro de las 20 técnicas distintas que se utilizan la que ha demostrado ser más efectiva es el bypass gástrico", agrega.

Pero todo procedimiento quirúrgico es delicado y conlleva el riesgo de efectos secundarios graves, además de ser costoso.

Tal como señalan los expertos, lograr un tratamiento alternativo, como una píldora que reemplace a estas operaciones quirúrgicas, podría ser una herramienta muy útil contra el problema de la obesidad.

"Esa sería la solución -afirma el doctor Brasesco- y estamos camino a lograrlo".

"Y creo que en algún momento descubriremos cómo bloquear eficazmente alguna de las hormonas que produce el tubo digestivo".

Una de estas hormonas, explica, es la grelina, cuya función es producir apetito.

"Si logramos bloquear la secreción de esta hormona con una pastilla habremos encontrado la solución ideal contra el enorme problema de la obesidad", afirma el experto.

FUENTE: María Elena Navas
BBC Ciencia

lunes, 12 de mayo de 2008

La dieta determina el género de los fetos humanos

Un estudio llevado a cabo en el Reino Unido con más de 700 mujeres embarazadas ha revelado que la ingesta de alimentos energéticos por parte de las madres propicia el nacimiento de varones. Por el contrario, si se consumen pocas calorías, el organismo percibe que hay escasez de recursos y entonces las mujeres tienden a dar a luz más niñas, que en el futuro asegurarán la descendencia de nuestra especie (dado que un solo varón puede fecundar a muchas mujeres). Esta investigación podría explicar por qué cada vez nacen menos niños y más niñas en los países desarrollados: los cambios en las dietas y la escasa calidad de los alimentos podrían ser la causa.

Una investigación reciente realizada por científicos de la Escuela de Biociencias de la Universidad de Exeter y de la Universidad de Oxford, en el Reino Unido, ha proporcionado las primeras evidencias científicas de la relación entre la dieta de las madres y el sexo de sus bebés.

Según publica la universidad de Exeter en un comunicado, este estudio ha mostrado una clara relación entre el consumo de alimentos energéticos en el momento de la concepción y el nacimiento posterior de varones, y podría explicar el descenso de la tasa de nacimiento de niños en los países industrializados.

En los seres humanos, la determinación del género viene determinada principalmente por los espermatozoides del varón, que son los que llevan el cromosoma X o Y, mientras que el óvulo femenino sólo tiene cromosomas X (el varón será un individuo XY y la mujer un individuo XX).

Sin embargo, parece que las madres pueden favorecer el desarrollo de un sexo u otro en los fetos mediante un mecanismo aún no bien comprendido en el caso de los mamíferos. Lo que se sabe, según los científicos, es lo que se ha podido descubrir en investigaciones de fertilización in vitro: que altos niveles de glucosa ayudan al crecimiento y desarrollo de embriones masculinos e inhiben el desarrollo de embriones femeninos.
Más calorías, más varones

Llevados a los humanos, por ejemplo, una dieta sin desayuno rebajaría los niveles de glucosa en el organismo de la madre, y, por tanto, ésta sería más proclive a dar a luz a niñas.

La investigación de los científicos británicos se centró en 740 mujeres del Reino Unido, embarazadas, que aún no conocían el sexo de sus hijos. A éstas se les pidió que presentaran un registro de sus hábitos alimenticios antes y durante los estadios iniciales del embarazo y, posteriormente, se las dividió en tres grupo en función del número de calorías consumidas por día en ese periodo de tiempo.

PULSAR SOBRE LA IMAGEN PARA AGRANDAR

Así, se descubrió que el 56% del grupo de mujeres que mayor cantidad de alimentos energéticos había consumido en dicho periodo había tenido hijos varones posteriormente, en comparación con el 45% de las mujeres del grupo con menor ingesta de alimentos energéticos de los tres.

Además de consumir más calorías, las mujeres con niños habían tendido a tomar mayor cantidad y variedad de nutrientes, como potasio, calcio o sodio.

Disponibilidad de recursos

También pareció haber una fuerte relación entre el hecho de tomar un desayuno con cereales cada mañana y el dar a luz a niños. El consumo de alimentos energéticos durante el resto del embarazo no se relacionó con el género de los fetos.

Según han explicado los científicos en la revista especializada Proceedings of the Royal Society B: Biological Sciences, el ajuste de la tasa de crías de un género u otro por parte de las madres se produce en algunas especies animales, y ha sido relacionado con la disponibilidad de recursos alimenticios.

En el caso de los humanos, hay una serie de factores (como la baja fecundidad o el inmenso esfuerzo de la madre al concebir) que podrían haber propiciado la evolución de una variación "opcional" de la ratio de géneros en los fetos en función de los recursos. Sin embargo, aún se sabe muy poco de este mecanismo natural de gestión o regulación de los sexos.

Según los científicos, los resultados de esta investigación respaldan la hipótesis de que la naturaleza primaría la descendencia masculina cuando hay abundancia de recursos y la femenina cuando hay escasez.
Alimentos selectivos

Durante los últimos 40 años se ha producido, en los países industrializados, un pequeño pero constante declive del nacimiento de varones. Una de las razones podría ser, según los investigadores, el cambio en nuestra dieta, principalmente la cada vez menor calidad de los alimentos que consumimos. Por otro lado, resulta cada vez más común que la gente se salte los desayunos.

Para Fiona Mathews, directora de la investigación, ésta podría ayudar a explicar porqué en los países desarrollados, en los que tantas mujeres jóvenes optan por seguir dietas bajas en calorías, la proporción de nacimiento de varones decae.

De cualquier manera, existe un mecanismo natural que hace que las mujeres controlen el sexo de sus bebés, simplemente "comiendo" de una manera u otra, aseguran los investigadores. Para ellos, la constatación de este hecho tiene un interés particular ahora que se habla de la posibilidad de "elegir" el sexo de los hijos de manera artificial por medio de la manipulación del esperma, sin que haya razones médicas para tal elección.

Más niñas

Los científicos llevan tiempo tratando de averiguar las razones por las que nacen menos varones en los países industrializados. De hecho, hace unos años, la revista Nature se hizo eco de un estudio realizado por la Universidad de Sao Paulo que reveló que la contaminación atmosférica también aumentaba el número de nacimiento de niñas, en detrimento del número de nacimiento de varones.

El análisis por áreas de contaminación (alta, baja o mediana) de la ciudad de Sao Paulo desveló que, entre 2001 y 2003, nacieron un 48.4% de niñas en las áreas menos contaminadas, frente a un 49.3% de las áreas más contaminadas.

Los científicos señalaron entonces el grado de estrés que provoca la contaminación como causa de esta diferencia de proporciones, puesto que se sabe que en casos de desastres naturales o crisis sociales graves aumenta la proporción de nuevos nacimientos de niñas.

La razón, según los especialistas, que cuantas más niñas hay más bebés nacerán en el futuro, ya que los varones pueden inseminar a muchas mujeres. De esta forma, se aumentarían las posibilidades de repoblación.

lunes, 28 de abril de 2008

El riesgo de morir durante la cirugía bariátrica.

Quiero empezar diciendo que nuestro grupo de ex gordos, me refiero a los operados por el Dr. Adolfo Guevara, que somos más de 300, asistimos todos los últimos jueves de cada mes a dar nuestro testimonio y saber cómo van los otros operados y las complicaciones que ha tenido cada uno (si es que la tuvieron). Estos testimonios sirven para que los que aun no se han operado, sepan lo que les puede ocurrir y qué riesgos hay así como las complicaciones. Un requisito obligatorio antes de ser operado es acudir a estas reuniones para estar bien informados de lo que se les va a hacer y cuales son sus riesgos, para que de esta manera nadie vaya al quirófano desinformado.
Debo decir que las complicaciones durante la operación son casi del 0% y que la mayoría de complicaciones post operatorias (en el lapso de los primeros 45 días), son causadas por el paciente, es decir, no siguen al pie de la letra lo que el Dr. les indica y beben o se alimentan antes de tiempo causando graves complicaciones y algunas de estas han llegado a ser tan graves que causaron el fallecimiento del paciente, aunque en muy raras ocasiones en un porcentaje menor al 2%.

Nadie va a la operación sin saber lo que le puede pasar, pues todos somos informados por el cirujano que los obesos mórbidos, como nosotros, somos pacientes de alto riesgo debido a las muchas enfermedades colaterales a la obesidad como lo son: diabetes, hipertensión, entre otras.

Aún recuerdo el momento en que estaban por llevarme a la sala de operaciones y cómo me despedí de mi esposa diciéndole, ya está todo arreglado y reza mucho por que nos volvamos a ver en unas horas.

Bueno, todo este bla, bla, bla, es porque desde este blog siempre he aconsejado y animado a las personas con obesidad mórbida a que se operen. Inclusive les he presentado a mi cirujano y han sido operados con muchísimo éxito, el ultimo paciente fue un primo mío de mas de 130 kilos quien a 20 días de la operación ya está trabajando y comiendo dieta blanda.

PERO... hace 2 semanas una amiga que conocí por este blog y a la que animé a operarse, lamentablemente fue la primera de casi 400 pacientes en fallecer en la mesa de operaciones!!
La verdad es que por la gran confianza que le tengo a mi cirujano, que no sólo me operó a mi, sino a mi madre de 77 años de un cáncer en el colon, extirpándolo completamente y además a mi abuela de 100 años! de una colostomía pues tenía una gravísima fístula recto-vaginal, con un éxito rotundo, se me olvidó que siempre en toda operación hay un riesgo de muerte, aún cuando siempre les digo eso a las personas que me lo preguntan, pero como nunca nadie había muerto en una operación efectuada por Adolfo hasta que falleció mi amiga, creo que en el fondo, no lo veía como una posibilidad, pero, esta terrible perdida me lo hizo recordar y de la manera más dura.

Ni qué decir de Adolfo que también se había hecho muy amigo de ella, el pobre quedó hecho pedazos.

Fue precisamente en la última reunión que tuvimos Adolfo y todos sus pacientes, como todos los meses, que dio a todos la terrible y triste noticia de lo sucedido con nuestra amiga, debido a una embolia pulmonar masiva, aun cuando rutinariamente a cada paciente se le pone una fuerte dosis de heparina, medicamento que justamente se utiliza para evitar las embolias o trombosis, pero que, como sucedió en el caso de nuestra amiga, por esas cosas del destino y del organismo de la paciente que por más que se previno sucedió lo más terrible.

En esa misma reunión se encontraba justamente el próximo paciente que será operado esta semana. Él acababa de venir de Italia , donde radica y por coincidencia había llevado un periódico Romano donde hablaban de las muertes ocurridas en Italia por este tipo de operaciones en el quirófano y las cuales, como en el Perú, tampoco llegan al 1% , tanto es así que este paciente, aún luego de conocer lo de la muerte de nuestra amiga, hecho que el mismo Cirujano dio a conocer, siguió adelante con su decisión de operarse pues como todos sabemos estos hechos son muy raros de que ocurran , pero, que siempre hay una diminuta posibilidad de que sucedan, como lamentablemente ocurrió con nuestra amiga que desde el cielo nos sigue dando valor tanto a los que se van a operar como a nuestro cirujano, para que siga adelante con esta cirugía milagrosa que definitivamente nos da una vida nueva.

martes, 1 de abril de 2008

El cerebro tiene un sexto sentido para detectar las calorías

Una investigación desarrollada con ratones ha descubierto que el cerebro tiene un sexto sentido para detectar las calorías en los alimentos y que desencadena mecanismos compensatorios cuando comemos nutrientes con calorías, independientemente de que vengan o no acompañados de azúcares. Este descubrimiento sugiere que no sólo el sabor activa la respuesta cerebral, sino que otras funciones del organismo, como las metabólicas o la detección de señales gastrointestinales, también lo hacen. Conocer bien los procesos cerebrales que nos inclinan a consumir calorías ayudará a comprender mejor las causas de una enfermedad que se está volviendo pandémica en el mundo desarrollado: la obesidad.

El sabor de la comida juega un papel fundamental en nuestro consumo de nutrientes. Pero también los efectos que producen los alimentos en nuestra digestión influyen en nuestras preferencias, independientemente del sabor de lo que comemos, según una investigación cuyos resultados publica la revista especializada Neuron.


Las bases neuronales para este mecanismo de "elección" de los alimentos que consumimos aún son poco conocidas, por lo que un equipo de científicos del Centro Médico de la Universidad de Duke, en Estados Unidos, ha intentado descubrirlos mediante esta investigación.

En concreto, los investigadores se centraron en un tema que preocupa especialmente a las sociedades de los países desarrollados: el consumo de calorías. Así, descubrieron que el cerebro puede "notar" las calorías que hay presentes en un alimento, independientemente del mecanismo del gusto.

Ciegos al dulce

Al menos eso es lo que pudieron comprobar en ratones. Según explica CellPress en un comunicado, los científicos utilizaron en el experimento ratones genéticamente modificados y ratones normales.

Los ratones genéticamente modificados no notaban los sabores dulces, por lo que eran "ciegos al dulce". Carecían de un componente clave en las células receptoras del sabor, lo que les impedía detectar el dulce.

El experimento consistió en comparar los comportamientos de ambos grupos de ratones ante el dulce. Más concretamente, las pruebas de comportamiento consistieron en comparar las preferencias de los dos grupos de animales por soluciones azucaradas o por soluciones que contenían un edulcorante denominado sucralosa.

Este edulcorante se fabrica a partir del azúcar, a la que sustituye en bebidas bajas en calorías y alimentos procesados. La sucralosa se caracteriza por ser un compuesto muy bajo en calorías.

Los resultados de las pruebas demostraron que los ratones "ciegos al dulce" preferían la solución azucarada, por lo que su elección no podía depender de su sabor, sino de las calorías que contenía esta solución.

De hecho, los análisis del cerebro de estos ratones demostraron que el circuito de recompensa cerebral de los animales se ponía en marcha sólo con la entrada de calorías en el organismo, aunque los ratones no pudieran saborear el azúcar de la bebida.

Estudios electrofisiológicos llevados a cabo con los roedores del experimento demostraron que las neuronas de la región cerebral del núcleo accumbens (grupo de neuronas del encéfalo), que genera la recompensa por la comida o el sentimiento del placer al comer, eran activadas por la ingestión de calorías independientemente del sabor percibido por los animales.

Recompensa calórica

El circuito de recompensa cerebral hace referencia al aumento de los niveles de dopamina en el cerebro cuando se incrementa el consumo calórico.

La dopamina es una hormona y neurotransmisor que se asocia comúnmente al sistema del placer del cerebro, porque propicia sentimientos de gozo y refuerzo que motivan a los individuos a realizar ciertas actividades. De hecho, la dopamina es liberada mediante experiencias naturalmente compensadoras, tales como la alimentación o el sexo.

La preferencia de los ratones por la sacarosa en lugar de la sucralosa se desarrolló tras tan sólo diez minutos de iniciada la prueba de una hora. Las neuronas de la región cerebral de recompensa tardaron en responder a las calorías ese mismo periodo de tiempo.

Los científicos señalan que, con su investigación, han demostrado que los sistemas de recompensa del cerebro, previamente asociados con la detección y asignación de alimentos sabrosos, se activan también en ausencia de la capacidad de saborear, es decir, en ausencia de los receptores de las señales del gusto.

Sexto sentido

Por tanto, estos recursos cerebrales no codifican exclusivamente el impacto de los alimentos en los sentidos, sino que también ejecutan una serie de funciones no identificadas hasta ahora, entre las que se incluye la detección de señales gastrointestinales y metabólicas, escriben los científicos en Neuron.

En su artículo, los investigadores llegan a hablar de la existencia de una especie de "sexto sentido" en el cerebro capaz de detectar las calorías en los alimentos y que le ayuda a detectarlas.

El descubrimiento de esta capacidad es extremadamente importante para entender la patogénesis o el origen del desarrollo de la enfermedad de la obesidad humana. Por ejemplo, explicaría el consumo exacerbado de algunos edulcorantes, como el jarabe de maíz, citado por muchos nutricionistas como causa de la obesidad.

Aunque el estudio se ha hecho de momento sólo en ratones, el cerebro humano podría también detectar calorías en los alimentos y desencadenar mecanismos compensatorios cuando se consumen edulcorantes, lo que quizás podría ayudar a comprender uno de los posibles orígenes de la obesidad.

La preocupación por la obesidad es especialmente relevante en los Estados Unidos, donde el promedio de consumo de jarabe de maíz fue de 28,4 kilos por persona en 2001, la mayor parte proveniente del consumo de bebidas.
Fuente: Yaiza Martínez
Ciberespacio, 29/03/2008

domingo, 2 de marzo de 2008

La "bomba" de obesidad en México



Los mexicanos han cambiado los tacos, enchiladas y frijoles por pizzas y hamburguesas.








Los mexicanos han cambiado los tacos y tortillas por hamburguesas y pizzas.

Y si no se modifican estos hábitos de consumo, en diez años 90% de la población sufrirá obesidad y sobrepeso.

Según expertos del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) esta situación "es alarmante" debido a la deficiencia en la nutrición y la falta de actividad física que afecta a todas las edades.

Según datos del Instituto Nacional de Salud Pública actualmente más de 70 millones de mexicanos tiene problemas de sobrepeso u obesidad.

Más de 4 millones de niños de entre 5 y 11 años, y más de 5 millones de jóvenes y adolescentes, sufren también estos trastornos.


"El problema es muy grave" dijo a BBC Ciencia el doctor Abelardo Ávila, investigador del Instituto Nacional de Ciencias Médicas y Nutrición Salvador Zubirán.

"México tiene ya muchos obesos -dice el experto- pero todavía falta que recibamos el impacto del daño a la salud producido por esa obesidad, como diabetes, arterosclerosis, accidentes vasculares, tumores, etc.".

Estas enfermedades ya han aumentado de forma alarmante en el país, y según el doctor Ávila "todavía falta enfrentar lo peor".

Los expertos afirman que los mexicanos han optado por cambiar su dieta tradicional basada en maíz, cereales y leguminosas, por una dieta de comida rápida de pizzas, hamburguesas y refrescos.

Pero además de la dieta alta en grasas saturadas y azúcares y baja en fibra, vitaminas y minerales, prevalece el sedentarismo en el país.

Estilos insanos

La obesidad tendrá un enorme impacto en la incidencia de enfermedades como diabetes.

Según el investigador, uno de los mayores problemas en México es el "bombardeo inescrupuloso de la publicidad" que promociona entre la población, particularmente la infantil, estilos de vida no saludables.

En México, dice, no existen condiciones para que la gente se alimente bien y haga ejercicio, y en cambio, hay muchas condiciones para que se alimente mal.

"Quien nos está enseñando a comer es la publicidad y nos está enseñando a comer muy mal y en exceso con la promoción del consumo de alimentos chatarra de altísima densidad energética".

"Y la promoción de un estilo de vida absolutamente sedentario", agrega.

El problema, dice el investigador, no podrá enfrentarse sólo con recomendaciones a la gente para comer bien y hacer ejercicio.

Será necesario implementar una política pública de información adecuada "que compense los excesos de la publicidad".

Si no se corrige esta tendencia habrá un grave problema de la cada vez más precoz diabetes, cáncer y otras enfermedades provocadas por la obesidad.

"Antes veíamos que la diabetes tipo 2 aparecía a los 60 años -dice el experto- ahora está apareciendo a los 20 años".

Obesos desnutridos

Paradójicamente, hay regiones de México con altas tasas de desnutrición infantil.

Quien nos está enseñando a comer es la publicidad y nos está enseñando a comer muy mal y en exceso con la promoción del consumo de alimentos chatarra de altísima densidad energética

Dr. Aberlardo Ávila, Instituto Nacional de Ciencias Médicas y Nutrición

Y lo que se está viendo cada vez más claro en el país es que los niños que son desnutridos en sus primeros tres años de edad, tendrán seis veces más probabilidades de ser obesos más tarde en su vida.

"Parece paradójico -afirma el doctor Ávila- pero hay una relación directa entre la desnutrición infantil y la obesidad en etapa escolar y adulta".

Lo cual está creando un problema mucho más grave de gente obesa y desnutrida.

Según el experto, el daño metabólico que causa la obesidad a un ser humano que sufrió de desnutrición en las primeras etapas de su vida es mucho mayor que el que causa a aquél que no fue desnutrido.

Es decir, para un niño desnutrido no sólo es mayor el riesgo de ser obeso, sino también sufrirá más daños a la salud a causa de esa obesidad.

Aunque la desnutrición infantil en México se ha logrado reducir entre 1999 y 2006 del 6% al 1,6%, la obesidad en ese mismo período aumentó del 21,9 al 28,7% entre niños y adolescentes.

"No olvidemos que el 70% de la población que hoy tiene más de 40 años en México fue desnutrida en su infancia", dice Abelardo Ávila.

"Esto se está viendo ya en la incidencia creciente de diabetes y otras enfermedades que se está produciendo en la población".

"Necesitamos conciencia social de lo que está pasando, informar a la población de lo que está causando la obesidad y acciones de políticas públicas para enfrentarlo", señala el experto.

FUENTE BBC

viernes, 25 de enero de 2008

ACIDOS GRASOS ESENCIALES PARA ADELGAZAR


Existen numerosas dietas que, aunque buscan adelgazar, tienen una lamentable consecuencia en el régimen, como es el deterioro fisiológico. Las dietas “bajo en grasa”, “cero grasa” han resultado ser un arma de doble filo, en primer lugar la persona suele perder peso, pero en base a pérdida de líquidos y masa muscular (cosa no deseada), para luego recuperar el peso perdido y doblarlo. En segundo lugar quitar ácidos grasos (grasa) de la dieta diaria dañan nuestra salud.



El doctor Sacha Barrio señala que los ácidos grasos esenciales contienen nutrientes fundamentales para muchos procesos metabólicos y funciones vitales , como el correcto funcionamiento del cerebro, corazón, sistema inmunológico, y son la materia prima que el cuerpo utiliza para producir hormonas, grasas cerebrales y prostaglandinas.

Los beneficios de usar ácidos grasos esenciales como el omega 3 y el omega
6 influyen poderosamente en la reducción de peso. Se han reportado
casos de mujeres resistentes a adelgazar en donde la suplementaciòn
diaria de tres cucharadas de aceite omega 3 a su programa de dieta, fue la
clave para empezar a perder de peso.

FUENTES DE ACIDOS GRASOS ESENCIALES:

- En semillas oleaginosas: linaza, ajonjolí, nuez pelada, pecana, girasol,

sacha inchi.


- En pescado grasoso de carne roja: caballa, jurel, bonito, atún, trucha,

sardina, salmón.

Un aspecto fundamental en un programa de reducción de peso es la salud
del hígado, todos los alimentos aquí propuestos apuntan en ese sentido.

CONSUMA:

* Fuentes vegetales de proteína: fréjol negro, tofu, pallar, lenteja,

habas, otras legumbres.

* Carne de ave: pollo de granja, pavo (moderadamente).

* Cereales: arroz integral, avena, quinua, maíz, pan de centeno.

* Tubérculos: papa, camote, yuca, olluco.

* Verduras verdes y crudas: berros, espinacas, perejil, acelga, col,

algas, brócoli.

* Frutas de la estación, evitar; plátano, lúcuma, mango.

* Frutos secos: higos, pasas.

* Miel de abeja, algarrobina.

* Utilizar sal marina en vez de sal de mesa.

* COMER EN HORARIOS REGULARES, LENTAMENTE, SIN DISTRACCIONES
O ANSIEDADES.

Nota: Hacer dos comidas al día y cero grasa es la manera más rápida de acumular grasa.

PARA OBTENER UN ABDOMEN PLANO Y LIBRE DE GRASA, EVITA:

* La carne roja, mariscos, embutidos.

* Los productos lácteos y sus derivados.

* Los aceites vegetales refinados y aceites hidrogenados

(margarina).

* Las frituras.

* Los sazonadores artificiales, glutamato monosòdico (ajinomoto).

* El chocolate, caramelos, tortas y frituras embolsados.

* El azúcar , arroz refinado y fideos.

* Las bebidas gaseosas.

* El pan Blanco.

* Las bebidas alcohólicas.

HACER 3 O 5 COMIDAS AL DIA

Las dos son validas en el primer caso lo que se intenta hacer es que el
organismo utilice como combustible la grasa. Proceso por el cual se utiliza
la glucosa de reserva (que en exceso se transforma en grasa).

En segundo lugar lo que se busca es acelerar el metabolismo a base de
efectuar 5 o 6 comidas diarias para eliminar grasa corporal (oxidación).

Lo más importante aquí son dos factores: 1) la disciplina y 2) que cada ser
humano es único. El organismo responde de manera distinta a la dieta,
el impacto de los alimentos en nuestro cuerpo va a depender en gran
medida de la sabiduría con que nos alimentemos.

Luís Moscoso.
http://www.musculacionysalud.com/




viernes, 11 de enero de 2008

A un año de mi operación de switch duodenal y 70 kilos menos!

El día 18 de este mes, es decir el 18 de Enero, cumpliré el primer año de mi exitosa operación de switch duodenal efectuada por las milagrosas manos del Dr. Adolfo Guevara Figari, quien definitivamente me regaló una vida, no digo vida nueva, sino vida, pues ya nadie me daba más de 3 años de vida más debido a las enfermedades colaterales de mi obesidad mórbida, como diabetes tipo 2, presión alta, apnea de sueño, entre otras muchas complicaciones de consecuencias mortales.

Hoy, a siete días de mi primer aniversario soy completamente otra persona, se curaron todos mis males, soy una persona completamente sana y con una expectativa de vida que tiene cualquier persona que nunca tuvo los problemas de la obesidad mórbida.

La verdad es que no estoy muy seguro de cuanto pesé exactamente el día que entré al quirófano, pues el ultimo día que me pesé, 10 días antes de ingresar al hospital pesaba 145 kilos, pero como despedida , pues pensaba que nunca más podría comer cosas ricas, (cosa por demás falsa, pues como de todo y no hago ningún tipo de dieta), me dediqué diariamente a tragar pizzas, pollos a la braza, y toda la comida chatarra que me entrara en la panzota, mañana tarde y noche, todo por delivery.

Además de tomarme innumerables litros de gaseosa e ir a todos los restaurantes que me habían recomendado, pero a los que nunca había ido.

Para que tengan una idea, en 10 días gasté mas de 200 dólares en tragar y eso en mi país es mucho dinero que compra muchísima comida para sólo 10 días, así que cuando ingresé a que me hospitalizaran, pesaba , según la balanza del hospital, la increíble cifra de 156 kilos!!!!!!!

Yo. poco antes de entrar al quirófano Pulsar sobre la imagen para agrandar

Por supuesto que esta operación, si bien es la mejor que existe para la obesidad mórbida, tiene sus pros y contras como todas las cosas.
Entre los pros, están que no es necesario hacer dietas para bajar de peso y no tienes el riesgo de recuperar el peso perdido como si lo hay en las operaciones de bypass gástrico, la peligrosísima banda gástrica, etc.
Aqui no hay ese riesgo pues, además de reducirte el estómago en forma de manga, dejamdo todas sus funciones, píloro etc y no lo mutilan por la mitad como en el bypass, te achican el duodeno, en mi caso lo dejaron en 80 centímetros.
Al hacer eso, el duodeno que absorbe gran cantidad de los nutrientes, absorbe muchísimo menos, es por eso que se llama cirugía de malabsorción y no necesitas dietas, pero tienes que tomar de por vida complejos vitamínicos y comer mucha proteina para no desnutrirte, es decir, en mi caso hay ahora más peligro a desnutrirme, si me descuido, a que vuelva a engordar, esa sería la parte de los contras.
VITAMINAS

MUCHAS PROTEÍNAS

En mi caso, no he tenido nada de complicaciones a la larga, nunca he tenido nauseas, puedo comer lo que sea y nada me cae mal.
Claro que hay pacientes que no toleran cierto tipo de alimentos como los que tienen mucha grasa o condimentos, pero eso ya depende de cómo es el cuerpo de cada uno y en qué estado entraron a la operación, pues hay quienes entraron muy enfermos y con muchas complicaciones estomacales antes de ser operados. Felizmente yo soy uno de los afortunados que tengo una vida feliz y sin privaciones.
Tal vez esto se deba a que a diferencia de la mayoría de operados, yo no me he quedado inmovil (para eso no fue que me operé) yo me operé para gozar de la vida y me dedico a hacer mucho ejercicio y de hecho eso me ha ayudado bastante.

Monto 50 km diarios enbicicleta

Y diariamente voy al gimnasio para mantenerme en forma
Pulsar sobre las imagenes para agrandarlas



Finalmente pulsen sobre la siguiente fotografía para agrandarla y verán cómo era antes de mi operación y como estoy ahora con 70 kilos menos.


Ustedes que dicen, ¿valió la pena?
Saludos y no tengan miedo a mejorar su salud.